Museo del Agua CASSA

"Un repaso por la historia del suministro de agua en Sabadell"

El Museo del Agua CASSA es una memoria material y gráfica que nos permite recordar que el agua ha sido durante mucho tiempo un bien escaso y de difícil acceso a la mayor parte de la población. La historia de la traída de aguas en Sabadell ha sido como una carrera de obstáculos, en la que, cada vez que divisaba el final, la meta se alejaba de nuevo, obligando a tomar aliento para seguir corriendo.

El agua ha sido históricamente un bien fundamental para asegurar la subsistencia de las personas y para garantizar una actividad económica sobre la que asentar el crecimiento demográfico de las sociedades, un factor determinante, en definitiva, de localización de los núcleos de población.
Su propiedad ha sido también considerada históricamente como un bien común, reconocido, en el caso de Cataluña, en los mismos "Usos": pero su gestión pública o privada y la prioridad de los intereses colectivos o de los individuales han constituido una dualidad presente en todas las sociedades y, en consecuencia, motivo de conflictos entre intereses contrapuestos. Sabadell no se ha librado de estos problemas.

La iniciativa pública y la privada han tenido que hacer esfuerzos, por separado o conjuntamente, para aumentar el caudal de agua para cubrir las necesidades de una ciudad que no ha parado de crecer desde sus orígenes.
El agua, en un principio, debía llevar desde zonas situadas en las cotas más elevadas de la ciudad, aprovechando los desniveles existente; posteriormente, cuando fue posible elevar la con sistemas mecánicos, se pudo obtener desde de cotas más bajas, aprovechando el caudal del río Ripoll y otras fuentes de agua situadas más al sur y, finalmente, el abastecimiento de agua de Sabadell se tuvo que atar con el aprovechamiento de las aguas del río Llobregat.

Los sabadellenses dispusieron siempre de un caudal de agua relativamente pequeño hasta épocas muy recientes, en comparación con otras ciudades de dimensiones y características similares. La mayoría de las casas no disponía de agua corriente, por lo que buena parte de la población tenía que ir a buscar a fuentes más o menos lejanas. Lavaderos públicos y baños privados ofrecían unos servicios colectivos complementarios, escasos y totalmente insuficientes para asegurar unas condiciones de higiene mínimas.
Durante muchos años la propagación de epidemias estuvo directamente relacionada con el tema del agua, tanto por su escasez como por la falta de salubridad de muchos pozos particulares-que complementaban la falta de agua corriente-y por un sistema deficitario de evacuación de las aguas residuales.

Hasta comienzos de la segunda mitad del siglo XX el problema de la falta de agua no quedó definitivamente resuelto, cuando se unificaron las empresas públicas de abastecimiento de agua.

Exposicions permanents del museu de l'aigua cassa

El abastecimiento de agua en Sabadell

Visita abierta los laborables de 8 a 15h y en ocasiones especiales, como la Fiesta Mayor de Sabadell.

Ámbitos de la exposición:
- La villa se provee de los pozos
- Llegan las aguas rodadas. Las primeras fuentes y un lavadero
- Desarrollo de la villa y de la industria textil
- La sociedad civil asume el abastecimiento de las aguas
- El aprovechamiento urbano del río Ripoll
- La Torre del Agua
- Constitución de CASSA
- Las tres grandes portadas de agua
- Presente y futuro de CASSA

Los ingenios hidráulicos y la colección Busuldú

Se visita bajo petición previa o bien en ocasiones especiales, como la Fiesta Mayor de Sabadell.

Ámbitos de la exposición:
- Los arietes
- Las turbinas
- Las bombas de elevación de agua
- Colección de herramientas y aparatos de couer de Sebastià Busuldú

El edificio modernista Sallarès Deu

Visita abierta los laborables de 8 a 15h y en ocasiones especiales, como la Fiesta Mayor de Sabadell.

Archivo documental

Consulta de documentos bajo petición previa en fundacio@cassa.es.